Continuación de la mini novela ligera que estoy diseñando.

Poco tiempo después en un enfrentamiento con la secta salí herido, me derrumbe en un precipicio, no recuerdo muy bien que paso en esos momentos, pero al despertar estaba en un hospital. Pero en este momento siento que saben quienes me perseguían podría asegurar que han visto a aquella secta.


---Emilia--


Cuando viajamos, fuimos a un santuario en una selva, donde escuchamos rumores sobre personas que conocieron a Dios y obtuvieron poder, tras ello cuando llegamos solo encontramos ruinas, donde se notaba espadas, armas, un olor a sangre y tierra, con eso deducimos que eran cadaver-es por todos lados, incluso los libros, pergaminos fueron quemados, tras ello nosotros solo queríamos saber que ocurrió en aquel lugar pero si pensábamos que esto seria una tarea sencilla podríamos salir lastimados por las personas que atacaron aquel lugar, fue entonces que nos quedamos alrededor de un año entrenando en aquel santuario, al pasar de los día vimos como nuestras habilidades crecían exponencial-mente, aun así algo perturbaba nuestra mente, sentimos que era momento de volver, pero en el camino de regreso fuimos atacados, un grupo de personas encapuchadas nos rodearon, en un principio teníamos confianza en que venceríamos pero poco a poco nuestra fuerza se transformo en miedo a morir, aquellas personas eran mas fuertes que nosotros, incluso con las habilidades que teníamos, pero en un abrir y cerrar de ojos estábamos en el piso, con heridas muy graves, pensábamos que moriríamos en aquel lugar pero una sombra genero una luz tan brillante y una voz, nos decía:"No es su momento de morir".


---Silas--


Escapamos a un pueblo que estaba oculto cerca de un volcán, teníamos mucho miedo que nos alcanzaran y nuestra vida llegará a su fin pero no fue así, las personas de aquel pueblo nos curaron y el tiempo que permanecimos en aquel lugar nunca nos preguntaron sobre nuestra vida, no lo comprendía pero después supimos que todas las personas que se encontraban en ese lugar escaparon de sus tierras, eran llamados forajidos, exiliados. Al paso de unas semanas, que nuestros cuerpos comenzaron a reponerse, y nuestras heridas a cerrarse, una persona nos llamo, alguien muy anciano, mientras nos acercábamos, el decía: " Ha pasado tiempo desde que el Dios del tiempo desapareció, pero he sentido su poder dentro de ustedes, han pasado mas de 200 años desde que no sentía un poder tan fuerte, pero no proviene de ustedes, después de ello señalo un camino mas allá de las montañas, y era la dirección a nuestro hogar. Giramos donde se encontraba aquel anciano pero desapareció, lo buscamos, pero incluso en el poblado, no sabían sobre él. Poco tiempo mas tarde nos marchamos.



--Odin--


Al final llegamos y vimos como nuestro hogar fue destruido, sentimos odio, lo que desencadeno  nuestro poder pero no era momento de llorar, si no de seguir entrenando sabíamos que aparecerías en otro momento, esperando aquel momento, y cobrar venganza, aun así poco tiempo de la destrucción, nos ocultamos cerca de un risco, por que vimos aquella secta revisando el desastre, sabíamos que no estábamos recuperados totalmente, lo mas probable es que muriésemos en el momento del ataque. Cuando por fin esa secta se fue, vimos que algo brillaba detrás de una cascada, encontramos, una cueva, era algo brillante que nos llamaba sin darnos cuenta, un poblado se encontraba en aquel lugar. De pronto aquel anciano que conocimos, estaba en ese lugar, a nuestra sorpresa, no sabíamos que estaba pasando, pero solo nos dijo:"Quieren ser fuertes, y cobrar venganza, entonces sigan-me, no responderé, a ninguna otra solicitud". Aunque parecía una persona pequeña sentíamos una gran presencia, algo aterrador, sentíamos algo parecido cuando estuvimos encerrados con el Dios del tiempo, aun con miedo, nuestra ira acepto sin mas las palabras y seguimos para entrenar.

Si bien cuando vimos aquel brillo y entramos a la cueva era un poblado, pero no había mas personas solo se encontraba esta persona mayor, aunque nuestras mentes divagaban un pensamiento tras otro, de pronto seguíamos a aquella persona, y estamos en un lugar muy grande, parecía no tener fin, una planicie enorme, nos preguntábamos si realmente estábamos dentro de una cueva, de pronto, algo nos atacó, y a nuestras espalda la sombra que nos había salvado de esa secta, no sabíamos el porque, pero en un instante nos percatamos que no era a nosotros el ataque, si no al anciano, pero en un abrir y cerrar de ojos, la mano del anciano atravesó el cuerpo de la sombra y de ella unas palabras salieron:"Cuidado", la luz mostró que la sombra era una persona, en ese instante sentimos miedo, pero solo con una mirada, el anciano, destrozó el cuerpo de la sombra. Y ahora dijo nuevamente:" Quieren poder para su venganza, o simplemente, son débiles que deben morir en este lugar". Aun con miedo, de saber que en cualquier momento moriríamos, dijimos:"Haznos fuertes".



--Silas--


Estuvimos alrededor de un año en aquel lugar, hasta que un día mientras dormiamos, al despertar se había ido, dudabamos que todo lo que paso fue real, aún así volvimos a la ciudad. Odin y yo nos quedamos en esta ciudad, mientras Emilia se marchó, pronto supimos que estabas con vida, realmente nosotros vivimos en un tormento, tu vivias tranquilamente, al menos eso suponiamos.


--Odin--


Creo que lo mejor sera dejarlo, en este punto, si miran por la ventana observaran que la noche empezó, por que de igual manera las cosas han mejorado y algunos mal entendidos fueron aclarados.


--Emilia--


Tienes mucha razón, pero aun asi hay muchas cosas que aun no han sido reveledas, tal ves nos reunamos en otra ocasión.


--Blast--


Creo que es lo mejor por ahora.


--Narrador--


En la noche, todos salieron del departamento de Blast, pero cuando se estaban perdiendo entre la lejania de la calle, dos personas aparecieron al lado de Blast.



--Blast--


Al fin aquí. Cris! Satori!, aunque estaban desde el principio.


--Cris--


Solo dire que ha pasado tiempo Blast, comenzaba a pensar que este momento no llegaría. Aun asi no les dijiste la verdad.


--Satori--


Ocultaste la realidad, aunque si la decias, estabamos dispuestos a matarlos en ese preciso momento.


--Cris--


Tranquila Satori, por ahora solo estamos en papel de observadores.

 

--Blast--


Sin que lo mencione pronto tendran que abrir los ojos como lo hice en aquel momento, cuando me converti en el Dios del tiempo.


                                    Fin del volumen 1


------------------------------------------>Volumen 2<-------------------- Un mundo donde la realidad es una mentira..


Vistas 288
Compartilhar
Comente
Emoji
😀 😁 😂 😄 😆 😉 😊 😋 😎 😍 😘 🙂 😐 😏 😣 😯 😪 😫 😌 😜 😒 😔 😖 😤 😭 😱 😳 😵 😠 🤔 🤐 😴 😔 🤑 🤗 👻 💩 🙈 🙉 🙊 💪 👈 👉 👆 👇 🖐 👌 👏 🙏 🤝 👂 👃 👀 👅 👄 💋 💘 💖 💗 💔 💤 💢
Você pode gostar